creditea
Durante los últimos años se han popularizado mucho términos como el      <strong>crowdfunding</strong> y el <strong>crowdlending</strong>. Ambos tienen como denominador común el hecho de que son fuentes de financiación alternativa a los préstamos bancarios. De hecho,...

5 diferencias entre crowdfunding y crowdlending

Durante los últimos años se han popularizado mucho términos como el      crowdfunding y el crowdlending. Ambos tienen como denominador común el hecho de que son fuentes de financiación alternativa a los préstamos bancarios. De hecho, en España, estos dos sistemas se usan cada vez más, ya que pueden resultar muy interesantes a la hora de financiar un proyecto.

 

Sin embargo, más allá de que ambos son sistemas de financiación alternativos, presentan diferencias muy sustanciales que conviene conocer bien a la hora de decantarnos por uno o por otro. ¿Listos para empezar?

 

Crowdfunding: ¿qué es?

De ambos términos, posiblemente el que más os suene sea el de crowdfunding, también conocido como micromecenazgo. Si bien este modelo ha estado tradicionalmente relacionado con proyectos culturales, a este sistema han recurrido numerosas pymes o personas que buscan financiación para lanzar sus propios proyectos, desde crear una empresa hasta publicar un libro.

 

En este sistema, los inversores depositan su capital a través de plataformas online y, habitualmente, los que han solicitado el dinero ofrecen exclusivas recompensas a cada uno de los mecenas, en función de la cantidad donada y de los términos firmados en el acuerdo.

Su funcionamiento es muy sencillo: el titular del proyecto publica su iniciativa en la plataforma durante un tiempo, y los potenciales inversores valoran y evalúan dicho proyecto. A partir de ahí, se promociona para llegar a más inversores y se establece un plazo para alcanzar el objetivo de financiación. Una vez alcanzado este objetivo, se cierra el proyecto.

Una variación del crowdfunding es el crowdfunding equity, en el que los inversores buscan rentabilidad económica. En este caso, los inversores recibirán a cambio algo similar a una acción de la compañía, aunque la rentabilidad dependerá siempre del éxito que tenga el proyecto.

 

 

¿Qué es el crowdlending? ¿En qué se diferencia del crowdfunding?

En el caso del crowdlending, un grupo de inversores profesionales o institucionales invierten su capital en pequeñas o medianas empresas con un determinado tipo de interés. De esta manera, su funcionamiento es similar al de los préstamos bancarios, pero suele estar destinado a personas que no han conseguido inversión a través de la banca tradicional. Además, su coste suele ser más barato, y los inversores consiguen más rentabilidad que con los modelos tradicionales.

Así, el crowdlending tiene cierto riesgo ya que, por un lado, la persona que ha solicitado el préstamo tendrá que devolver el dinero a todos los inversores, aunque el proyecto no salga adelante. Sin embargo, para los inversores es bastante más seguro que el crowdfunding, ya que, aunque hay tasas de morosidad, estas suelen ser muy bajas, ya que se vigila mucho la solvencia de las empresas que solicitan préstamos.

Precisamente el riesgo es una de las diferencias más notables entre crowdfunding y crowdlending, pero no la única. Vamos a verlas:

       Riesgo: Para los inversores, el crowdfunding equity presenta un riesgo mucho mayor, tal y como veíamos antes, ya que solo recuperarán su inversión si el proyecto es exitoso. Sin embargo, a la hora de financiar un proyecto mediante crowdlending, debemos tener en cuenta que deberemos devolver el préstamo pase lo que pase.

 

       Beneficios: En el caso del crowdlending, los beneficios para el inversor dependerán del tipo de interés pactado, que estará directamente relacionado con el nivel de riesgo del proyecto. Por otro lado, en el crowdfunding, los beneficios están ligados al éxito del proyecto, y pueden ser de distinto tipo. Si buscamos únicamente el beneficio económico, será mejor apostar por el crowdfunding equity.

 

       Garantías: En el caso del crowdfunding, no hay garantías de ningún tipo, y dependemos de que el proyecto salga bien, para lo que contaremos únicamente con nuestro instinto y nuestros conocimientos. Si hablamos del crowdlending, normalmente se suscribe un contrato que marca las condiciones en las que se devolverá el préstamo y que garantizará que recuperemos el dinero invertido.

 

       Rentabilidad: Debido a su mayor riesgo, el crowdfunding suele tener una mayor rentabilidad, pero, como veíamos, es posible que finalmente no obtengamos ningún beneficio.

 

       Inversores: Mientras que en el crowdfunding cualquiera puede convertirse en un mecenas, el crowdlending suele estar reservado a inversores profesionales.

Como conclusión, ambos sistemas pueden ser dos buenos métodos de financiación alternativa, pero cada uno con sus pros y sus contras. También dependerá de si lo que queremos es invertir en un proyecto o financiar nuestra propia iniciativa.

Así, en el crowdfunding será más importante demostrar la viabilidad a medio/largo plazo de nuestro proyecto, ya que solo de esta manera conseguiremos convencer a los inversores. Además, tendremos que ser creativos a la hora de ofrecer recompensas y beneficios que, recordemos, no tienen que ser solo económicos. De hecho, suele ser bastante habitual que estén directamente relacionados con la naturaleza del proyecto que queremos crear.

Si, por el contrario, optamos por el crowdlending, deberemos demostrar nuestra capacidad de solvencia, al igual que ocurre al solicitar un préstamo o crédito convencional, ya que solo de esa manera se nos concederá el dinero. Sin embargo, esto no quiere decir que no sea importante el éxito de la iniciativa: si nuestro proyecto no sale adelante, tendremos que devolver el dinero de la misma manera, por lo que es conveniente organizarnos para no tener problema a la hora de gestionar la deuda.

 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.