creditea
 La compra de un coche nuevo conlleva un desembolso importante para nuestro bolsillo, tanto que suele señalarse como la transacción más costosa después de la compra de la vivienda habitual. Una vez finalizado el plazo para solicitar el Plan MOVALT (el pasado mes de diciembre se agotó su dotación presupuestaria...

¿Cómo financiar un coche nuevo?

 

La compra de un coche nuevo conlleva un desembolso importante para nuestro bolsillo, tanto que suele señalarse como la transacción más costosa después de la compra de la vivienda habitual. Una vez finalizado

el plazo para solicitar el Plan MOVALT (el pasado mes de diciembre se agotó su dotación presupuestaria) y desaparecido el PLAN PIVE, que tuvo su última edición en 2016, el Plan VEA es la nueva ayuda que el gobierno pondrá en marcha en 2019 para dinamizar el sector del automóvil e impulsar la compra de vehículos más sostenibles con el medio ambiente. 

 

Así pues, este puede ser un buen año para hacernos con un vehículo nuevo, más eficiente y acorde a las demandas de sostenibilidad del milenio. En este artículo, repasamos todas las alternativas y te contamos todos los trucos para solicitar un préstamo que te permita financiar cómodamente la compra de un coche nuevo. 

 

 

Tipos de financiación de un coche nuevo 

 

En caso de que no puedas realizar el pago al contado, existen diferentes alternativas para financiar la compra de un nuevo automóvil. Mantener un coche antiguo o en mal estado no solo es un riesgo para tu seguridad y la de los tuyos, sino que con la nueva regulación puede limitar tu acceso al centro urbano de algunas ciudades e incluso recibir penalizaciones por no cumplir con los actuales requisitos de sostenibilidad y eficiencia. 

 

Por norma general, existen dos fórmulas para financiar un coche nuevo, bien a través de los préstamos concedidos por entidades financieras, bien a través de los propios concesionarios. 

 

Pedir un crédito para comprar un coche

 

A la hora de solicitar un crédito para comprar un coche puedes optar por tres opciones: la banca tradicional, las líneas de créditos personales online o la financiación que ofrecen las financieras de los concesionarios. Vamos a echarle un vistazo a cada una de las alternativas para que puedas analizar cuál es la que más se ajusta a tus necesidades. 

 

Banca tradicional

 

Los bancos y cajas suelen estipular un mayor número de condiciones a la hora de concederte un préstamo para comprar un coche, al tratarse de un desembolso económico relevante. Estas entidades disponen de líneas de crédito específicas diseñadas para tal fin, que requieren de la presentación de algún tipo de aval, así como de garantías efectivas que demuestren tu solvencia económica a largo plazo. Por el contrario, suelen permitir una mayor flexibilidad a la hora de financiar el capital que necesites, tanto si es una cantidad muy pequeña como si se trata del total del valor del vehículo. Asimismo, las condiciones para cancelar el crédito suelen ser menos rigurosas que las de las financieras de los concesionarios. 

 

Créditos personales online

 

Cuando nos surge una necesidad puntual de dinero, como puede ser la financiación de un coche nuevo, el objetivo principal es poder contar con la liquidez necesaria cuanto antes. Por este motivo, los créditos online urgentes suelen ser un gran aliado. Por ponerte un ejemplo, en Creditea, podrás solicitar hasta 5000 euros de forma urgente para pagar la entrada (un requisito habitual para financiar un coche), sin papeleos y con la posibilidad de devolverlos en hasta 36 meses. 


Otro de los aspectos que caracteriza a los créditos rápidos es la facilidad de tramitación. Mediante un sencillo formulario web, puedes enviar la documentación necesaria para que estudien tu caso y te puedan ofrecer las condiciones más acordes a tu situación financiera, todo ello con la máxima agilidad y seguridad.

El único requisito es ser mayor de edad, tener ingresos demostrables cada mes y no estar incluido en ningún listado de morosos. Además, estas entidades financieras te dan la posibilidad de amortizar tu deuda en el momento que quieras sin penalizaciones. 

 

Financiación a través del concesionario

 

Según un reciente estudio llevado a cabo por el comparador financiero HelpMyCash.com, elegir la financiación personal a través de entidades financieras en lugar de la del concesionario suele ser más rentable en un 55 % de los casos. 

 

 

Requisitos para financiar un coche

 

Al igual que con la compra de otros bienes de consumo, la financiación es uno de los métodos más utilizados cuando queremos adquirir un automóvil. Gracias a la financiación, podemos afrontar el pago del nuevo coche en cómodos plazos, adaptados a nuestra situación financiera. En general, cualquier entidad que ofrezca créditos para comprar un coche tendrá en cuenta tu capacidad para poder devolver el préstamo en los plazos establecidos. Para asegurarse, lo más habitual es hacer un estudio previo de tus ingresos y gastos mensuales. Algunas compañías financieras solicitan además un aval o valoran el que ya estés inmerso en otras solicitudes de crédito. 

 

En el caso de las entidades de línea de crédito online, como Creditea, si eres mayor de edad y tienes ingresos demostrables cada mes, solo tienes que acceder a la página web y rellenar un intuitivo formulario, en el que incluirás la siguiente documentación: 

 

  • DNI o pasaporte en vigor que justifique que vives en España.

  • Un selfi que confirme quién eres.

  • Número de cuenta bancaria español para que te transfiramos el dinero lo antes posible.

  • Justificante bancario que certifique que recibes ingresos de manera periódica.

  • Número de teléfono móvil para enviarte un SMS que confirme la resolución de tu préstamo.

 

 

¿Se puede cancelar una financiación de coche?

 

Una vez más, esto depende de la entidad a la que hayas solicitado el préstamo, puesto que cada una de ellas ofrece condiciones diferentes. 

 

Una característica general a todos los tipos de crédito, es que si decides cancelarlo no es posible entregar el bien (en este caso el coche) para solventar la deuda. Ocurre exactamente lo mismo que en el mercado inmobiliario: la entrega de las llaves no es condición suficiente para retornar el valor del dinero que te han prestado. 

 

En concreto, lo que establece la Ley de contratos de crédito al consumo (Ley 16/2011, de 24 de junio) es que es posible realizar la cancelación del préstamo si no han pasado 14 días naturales desde la firma del contrato. Solamente en esa situación no será necesario justificar el motivo de la cancelación ni supondrá ninguna penalización económica. Eso sí, será necesario abonar los intereses que se hayan generado en los días en los que se mantuvo vigente el crédito. 

 

No obstante, conviene tener en cuenta que en la mayor parte de los casos cancelar un préstamo anticipadamente conlleva gastos de comisión por cancelación anticipada. Sin embargo, otras compañías, como Creditea, no tienen ningún tipo de comisión, por lo que es interesante revisar este punto antes de decidirte por uno u otro método de financiación.


Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Retira desde tu móvil
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.