creditea
Una de las características que define el sistema laboral español es la flexibilidad a la hora de formalizar un acuerdo entre el empresario y el trabajador para desempeñar una actividad, en función de la naturaleza del puesto y el tiempo dedicado. Tanto si vamos a acudir a una entrevista de trabajo como en el proceso de inco...

Qué tipos de contrato laboral existen y sus características

2020 M10 02

Una de las características que define el sistema laboral español es la flexibilidad a la hora de formalizar un acuerdo entre el empresario y el trabajador para desempeñar una actividad, en función de la naturaleza del puesto y el tiempo dedicado. 

Tanto si vamos a acudir a una entrevista de trabajo como en el proceso de incorporación de un nuevo empleado a la empresa, es esencial conocer los tipos de contrato laboral que existen en la actualidad y cuándo debe aplicarse uno u otro. 

Ejemplo de modelo de contrato laboral

El contrato laboral establece los derechos y obligaciones de cada una de las partes, así como el consentimiento mutuo de la relación comercial y el objetivo de dicha relación. 

Si necesitas conocer las características de un contrato, la página web del SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal) proporciona el modelo de contrato laboral en formato PDF para cada uno de los tipos de acuerdo. 

Contrato indefinido

El contrato de trabajo indefinido se formaliza sin una limitación temporal en lo que respecta al período de realización de la actividad. Es decir, este acuerdo se establece cuando se presupone una cierta estabilidad en la producción y, por lo tanto, no se estipula una fecha de finalización. En él se puede fijar un periodo de prueba de hasta seis meses y, en función de las necesidades del negocio, podrá celebrarse como un contrato indefinido a tiempo parcial. Entre sus ventajas está la tranquilidad que ofrece al empleado y los incentivos fiscales de los que se puede beneficiar el empleador. 

Contrato temporal

Los contratos temporales son aquellos que se firman por un período de duración determinado. Deben formalizarse por escrito, aunque excepcionalmente podrá ser verbal cuando la duración del mismo sea inferior a cuatro semanas y la jornada completa. Además, puede fijarse a tiempo completo o parcial, prorrogarse a través de una declaración escrita o convertirse en un contrato indefinido. Se puede dar de diferentes tipos. 

Tipos de contratos temporales

  • Contrato por obra y servicio: el contrato temporal por obra y servicio se celebra para realizar una obra o prestar un servicio concreto dentro de la compañía. Así, el acuerdo no puede durar más que la actividad por la que el trabajador ha sido contratado y este no puede desempeñar otras funciones que las que estipula su contrato. 
  • Contrato de sustitución por baja laboral: el contrato de sustitución o interinidad es un tipo de contrato temporal que se utiliza para sustituir a un trabajador que tiene derecho a una reserva de su puesto de trabajo. Se debe formalizar siempre por escrito y debe especificar con claridad el carácter de la contratación e identificar al trabajador sustituido.  
  • Contratos de primer empleo joven: se trata de un contrato temporal que puede favorecer la contratación de jóvenes especialmente por parte de pymes y autónomos. Solo se puede celebrar con jóvenes desempleados menores de treinta años que no tengan experiencia laboral y como justificación de la temporalidad se debe indicar «adquisición de una primera experiencia laboral». 
  • Contrato bonificado para trabajadores en situación de exclusión social: este acuerdo tiene por objeto la contratación bonificada para trabajadores en situación de exclusión social. El carácter de vulnerabilidad será acreditado por los servicios sociales correspondientes. La duración de estos contratos puede estipularse con carácter indefinido, temporal y tanto a tiempo completo como parcial. 
  • Contrato de relevo por jubilación parcial: un contrato de relevo es aquel que se suscribe en una empresa para sustituir a un trabajador que ha solicitado la jubilación parcial, dado que aún no ha alcanzado la edad ordinaria de jubilación, establecida en la actualidad en sesenta y cinco años y seis meses. Es decir, el trabajador pasa a trabajar a tiempo parcial y percibe tanto la pensión de jubilación como el salario por el trabajo que desarrolla. 

Contrato de formación y aprendizaje

El contrato de formación y aprendizaje tiene como objetivo la cualificación profesional de los trabajadores, y para ello se establece esta modalidad en la que se alterna la actividad laboral retribuida en una empresa con la formación dentro del sistema educativo. Puede celebrarse con trabajadores de entre dieciséis y veinticinco años, o menores de treinta siempre que la tasa de paro no se sitúe por debajo del 15 %. 

Contrato en prácticas

A diferencia del anterior, este contrato va dirigido a quienes hayan finalizado ya sus estudios y tengan un título universitario, de formación profesional de grado medio superior o equivalentes. Lo que se busca con esta modalidad de contratación es que el empleado desarrolle la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. 

Tipos de rescisión del contrato laboral

Cuando queremos finalizar la relación laboral, independientemente de qué parte lo solicite, lo que pedimos es rescindir el contrato laboral. Es decir, la baja laboral y la terminación del contrato. A continuación, vamos a ver los tipos de rescisión de contrato laboral más comunes. 

Extinción durante el período de prueba

Aunque durante la vigencia del contrato el trabajador tendrá los derechos y obligaciones propios de un empleado en plantilla, en esta modalidad no cabe indemnización alguna cuando finaliza la relación laboral, salvo que se produzca alguna vulneración de los derechos fundamentales. 

Mutuo acuerdo

La extinción del contrato de trabajo por mutuo acuerdo es un pacto al que llegan la empresa y el trabajador para dar por finalizada la relación laboral mantenida hasta el momento. Al ser algo voluntario, las condiciones de tal finalización dependen de lo que las partes establezcan, respeto a la fecha, posibles indemnizaciones, etc., ya que la ley no establece nada al respecto. 

Contratos temporales o de obra y servicio

En el caso de los contratos temporales o de obra y servicio, cuando la duración del contrato sea superior a un año tanto la empresa como el trabajador tienen la obligación de preavisar con quince días de antelación su voluntad de finalizar la relación laboral. En caso de que una de las partes no cumpla esta premisa, tendrá que abonar la indemnización correspondiente. Si el contrato tiene una duración inferior, no será necesario. 

Dimisión del trabajador

En ocasiones un trabajador quiere abandonar voluntariamente su trabajo. El requisito básico para la dimisión, ya que no es necesario exponer causa alguna para llevarla a efecto, es que el trabajador comunique con un preaviso de quince días su voluntad de abandonar la compañía. En caso de que no se produzca ese preaviso la empresa está en su derecho de exigir una indemnización por daños y perjuicios. 

Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y extinción por movilidad geográfica

De acuerdo con lo que dispone el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, la empresa tiene el derecho de modificar las condiciones de los trabajadores siempre que existan causas económicas, técnicas, organizativas o de producción objetivas. En caso de que la modificación suponga un perjuicio para el trabajador, este puede optar por la rescisión del contrato, percibiendo una indemnización de veinte días de salario por año de servicio, con un máximo de nueve mensualidades de salario bruto

Si quieres seguir aprendiendo sobre cuestiones laborales y financieras, en el blog de Creditea podrás encontrar un sinfín de artículos sobre emprendimiento y finanzas. ¡Toma las riendas de tu economía con Creditea!

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Viernes
de 09:00hrs a 21:00hrs
Accede a tu Área Personal
Escríbenos a
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.