creditea
La búsqueda de financiación es algo habitual hoy en día, incluso aunque disfrutemos de una situación económica estable o saneada. A menudo, un imprevisto hace que necesitemos de liquidez y surjan dudas entre elegir un crédito o un préstamo. Sea este o una compra que requiere de un importante desembolso econ&...

¿Cuál es la diferencia entre un crédito y un préstamo?: condiciones, cuotas y plazos de devolución

2020 M11 10

La búsqueda de financiación es algo habitual hoy en día, incluso aunque disfrutemos de una situación económica estable o saneada. A menudo, un imprevisto hace que necesitemos de liquidez y surjan dudas entre elegir un crédito o un préstamo. Sea este o una compra que requiere de un importante desembolso económico el motivo por el que nos podamos ver obligados a solicitar liquidez, te explicamos la diferencia entre ambos.

 

Entre los productos financieros más utilizados por los particulares y las empresas para este fin se encuentran los préstamos y los créditos. Pero ¿son lo mismo?, ¿qué diferencia hay entre un préstamo y un crédito? Aunque su finalidad es la misma, cubrir compromisos de pago o gastos, suponen maneras distintas de acceder a la financiación que necesitamos. En la entrada de hoy vamos a resolver todas las dudas con respecto a la diferencia entre préstamo y crédito bancario.

 

¿Qué es un crédito?

 

El crédito se basa en un contrato por el que la entidad financiera ejerce de prestamista y adelanta al cliente o deudor una cantidad de dinero determinada, la cual queda a su disposición mediante una línea de crédito. Pero, ¿qué es una línea de crédito?

 

La línea de crédito podría entenderse como una «cuenta corriente virtual». Es decir, el cliente tiene la posibilidad de gastar la cantidad completa que le concede la entidad financiera o bien solo la parte que necesite; en cuanto devuelve el importe retirado, el prestatario vuelve a disponer del total por si le hace falta recurrir de nuevo a la línea de crédito para satisfacer otra necesidad concreta.

 

Intereses

 

Aunque las dos figuras contemplan el pago de intereses, en el caso del crédito los intereses se pagan solo por la cantidad utilizada, no por la totalidad del dinero dispuesto en el crédito.

 

Plazo

 

Durante el tiempo de vida del crédito, el usuario puede devolver las cantidades que considere oportunas en cómodas cuotas. Además, aunque en el momento de la suscripción del contrato se fija un plazo específico, se puede ampliar o renovar si las dos partes están de acuerdo en el momento de su finalización.

 Finalidad

 

El crédito suele funcionar como un apoyo puntual para particulares, pequeñas empresas o autónomos que buscan un colchón financiero al que recurrir en ciertos momentos de falta de liquidez.

 

 

¿Qué es un préstamo?

 

Por otro lado, ¿qué es un préstamo? Se entiende por préstamo aquella operación financiera en la que una entidad, por lo general de carácter bancario, entrega una determinada suma de dinero a otra entidad o persona particular.

 

A partir de ahí, el prestatario dispone del total de la cantidad acordada que tendrá que devolver en el plazo estipulado en el contrato a través de cuotas periódicas pactadas. Estos pagos incluyen por un lado una parte de la devolución del dinero prestado y una parte de intereses.

 

Pago de intereses

 

A diferencia del crédito, en el caso del préstamo el solicitante debe pagar intereses por todo el importe recibido desde el primer momento.

 

Plazo de amortización

 

En lo que respecta al plazo de amortización, también existen diferencias entra ambos instrumentos financieros. Los préstamos tienen un plazo mayor que puede ir desde los dos años hasta los cuarenta años en el caso de inversiones a largo plazo. Además, los préstamos no pueden renovarse, ya que su naturaleza viene determinada precisamente por la fecha establecida como límite para la devolución del dinero prestado, ya que a partir de ahí se calculan tanto los intereses como el importe mensual de las cuotas.

 

Uso del préstamo

 

Los préstamos están diseñados para aquellas situaciones en las que necesitamos disponer de una importante cantidad de dinero en efectivo o cuando conocemos de antemano la cantidad fija que vamos a necesitar para llevar a cabo una operación. Como veíamos en líneas anteriores, se trata de un contrato cerrado para un fin determinado. En caso contrario, lo más adecuado es optar por el crédito.

 

Hoy en día, el mercado financiero a través de las compañías fintech pone a disposición de los usuarios un amplio abanico de productos financieros destinados a sufragar tanto grandes operaciones como necesidades puntuales de efectivo: préstamos, créditos, microcréditos, créditos online, tarjetas de crédito, líneas de crédito personales.

 

No obstante, ante de decantarte por una solución hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta. En primer lugar, analiza cada una de las opciones y compara las condiciones que te proponen una u otra, ¿se adaptan a tus necesidades? En segundo lugar, lee el contrato de principio a fin y asegúrate que vienen reflejadas todas las obligaciones y derechos que fija la ley para ambas partes, además de las cláusulas pactadas con la entidad. Por último, sé realista y asume una cantidad y unas cuotas de devolución viables en función de tu situación financiera a las que puedas hacer frente con comodidad.

 

 

 

 

 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Viernes
de 09:00hrs a 21:00hrs
Accede a tu Área Personal
Escríbenos a
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.