creditea
Los movimientos de capital entre cuentas están entre las operaciones más habituales y solicitadas para las entidades bancarias. Sin embargo, no siempre tenemos clara cuál es la diferencia entre la transferencia y el traspaso; es más, en el ámbito no especializado, es muy normal confundir ambos términos o incluso re...

Diferencia entre traspaso y transferencia

Los movimientos de capital entre cuentas están entre las operaciones más habituales y solicitadas para las entidades bancarias. Sin embargo, no siempre tenemos clara cuál es la diferencia entre la transferencia y el traspaso; es más, en el ámbito no especializado, es muy normal confundir ambos términos o incluso referirse a ellos con la denominación única de transferencia. En este artículo vamos a tratar de explicar cuáles son las diferencias entre la transferencia bancaria y el traspaso.

¿Qué es una transferencia?

Seguramente, en algún momento a punto de realizar el trámite, te has preguntado qué es una transferencia. Se entiende por transferencia bancaria el envío de dinero desde la cuenta del ordenante (es decir, quien da la orden de transferir el monto económico) a la cuenta del beneficiario (o lo que es lo mismo, quien recibe dicho monto). Para efectuarla, basta con conocer el IBAN o número de cuenta bancaria del destinatario; si se trata de una transferencia internacional, habrá que conocer también el Código de Identificación Bancaria o BIC.

Lo principal, en relación con la transferencia bancaria, es que las cuentas implicadas pertenecen a entidades bancarias distintas. En segundo lugar, las transferencias pueden conllevar la aplicación de comisiones en función de distintos criterios, como su grado de urgencia, la propia entidad bancaria que las emite o el ámbito geográfico en el que se va a mover el dinero.

               

Tipos de transferencia:

Veamos qué tipos de transferencias existen. La clasificación va a depender de diversos criterios, como el ámbito geográfico en el que se va a transferir el monto, el medio por el que se ordena dicha transferencia o la rapidez con la que llega el dinero a su destino.

a.       Según el origen y el destino del dinero:

-          Transferencias nacionales: en este caso, el ordenante y el beneficiario se encuentran en el mismo país.

 

-          Transferencias internacionales: el ordenante y el beneficiario están en países distintos. Dentro de las transferencias internacionales también pueden diferenciarse varias clases:

 

o   Transferencias SEPA. son las que se realizan dentro de la zona geográfica compuesta por los países miembros de la Unión Europea (UE) y seis países más —Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza—. El dinero suele llegar a la cuenta de destino al siguiente día hábil o, si se efectúa de forma urgente, el mismo día.

 

o   Transferencias exteriores: son las que se efectúan fuera del espacio SEPA y pueden conllevar, además de un encarecimiento de las comisiones aplicadas, un plazo más dilatado para que los fondos lleguen a su destino que con las transferencias SEPA.

 

b.       Según el medio por el que se realiza la transferencia:

                Antes, para hacer una transferencia, lo habitual era desplazarse a la entidad bancaria y ordenarla en persona. Ahora, con la llegada de la banca electrónica y la ampliación de funciones de los cajeros automáticos, existen muchas más posibilidades al respecto.

-          En cajeros automáticos: el menú del cajero automático permite enviar el dinero al beneficiario muy fácilmente.

 

-          Por teléfono: cada vez es menos frecuente esta opción, igual que solicitarlas por fax, pero aún hay entidades que permiten ordenar transferencias por vía telefónica.

-          Por Internet: esta es la alternativa más en auge en la actualidad. Gracias a la banca electrónica, no solo se pueden ordenar transferencias inmediatas, sino también periódicas (es decir, solicitar al banco que envíe una cantidad determinada a otro destinatario con la frecuencia que se desee).

 

c.       Según el plazo de llegada del dinero al destinatario:

En este aspecto, encontramos dos tipos de transferencias:

 

-          Transferencias ordinarias: son las que requieren entre uno y dos días laborables para que el dinero llegue a la entidad de destino.

 

-          Transferencias urgentes: el beneficiario recibe el dinero en el mismo día. Estas transferencias suelen requerir la intervención del Banco de España, que es quien actúa como entidad intermediaria entre la entidad desde la que se envía el dinero y la que lo recibe. Se las denomina bajo la sigla OMF (orden de movimiento de fondos).

               

¿Cuánto cuesta una transferencia?

Cada entidad bancaria establece sus propias reglas a este respecto, pues precisamente una de las pugnas principales para conseguir clientes se basa en ofrecer una transferencia económica, es decir,  en eliminar las comisiones, de modo que no tiene mucho sentido hablar de porcentajes generales hoy día. Además, en determinados casos en lo que sí que se ha aplicado una comisión, la oficina bancaria puede decidir su eliminación (por ejemplo, si se trata de un buen cliente, puede ser un modo de premiar su fidelidad). Lo mismo sucede si el cliente cumple determinados requisitos, como tener su nómina domiciliada o un determinado saldo en la cuenta: el banco puede eliminar las comisiones por transferencia, tarjetas o mantenimiento de la cuenta que sí se aplicarían en otras situaciones, o rebajarlas notablemente —como las que se aplican a las transferencias internacionales o urgentes—. De todos modos, cabe reseñar que las comisiones más elevadas suelen aplicarse a estas últimas, debido a la intervención necesaria del Banco de España.

Por último, antes era muy común ingresar efectivo directamente en la cuenta del destinatario con solo dirigirse a su entidad bancaria y depositar el dinero allí, pero los bancos cada vez ponen más cortapisas a esta operación. Hoy día se propone el ingreso directamente a través de los cajeros automáticos mediante operaciones sin libreta, incluso aunque no se sea cliente de la entidad. No obstante, suele establecerse un límite en la cantidad ingresada; a partir de que se supere dicho límite, será necesario efectuar una transferencia.

 

¿Qué es un traspaso?

            

Pero entonces, ¿qué es un traspaso? La principal diferencia entre la transferencia y el traspaso radica en que el dinero se mueve de una cuenta a otra, pero dentro de la misma entidad; el beneficiario puede ser el mismo ordenante, que traspasa un determinado importe a otra cuenta de su propiedad, o bien otro cliente de la entidad bancaria. Esto tiene dos consecuencias principales: la primera, el dinero llega a la cuenta de destino el mismo día —a veces, inmediatamente—; la segunda, esta operación rara vez conlleva la aplicación de comisiones.

Con todo, esto último queda a criterio de la entidad concreta en la que se efectúe el traspaso, pues algunas sí que cobran comisiones cuando el movimiento de dinero se lleva a cabo entre cuentas abiertas en distintas oficinas, pero no suele ser lo habitual.

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.