creditea
 “¡Necesito mil euros!” En cualquier momento podemos vernos obligados a afrontar un imprevisto que requiera de una rápida solución para evitar que degenere en un problema más grave. Hablamos, por ejemplo, de casos como la reparación de un vehículo, la avería de un electrodoméstico&hell...

¡Necesito 1.000 euros para mañana!

 

“¡Necesito mil euros!” En cualquier momento podemos vernos obligados a afrontar un imprevisto que requiera de una rápida solución para evitar que degenere en un problema más grave. Hablamos, por ejemplo, de casos como la reparación de un vehículo, la avería de un electrodoméstico… En definitiva, toda situación que no entra en nuestros planes y que tiene el potencial desestabilizar nuestra economía. En esos casos, una buena opción para resolver el problema puede ser solicitar ayuda externa en forma de crédito rápido.

¿Qué tienen en común estas situaciones imprevistas? Por un lado, que las cantidades necesarias para solventar el imprevisto suelen rondar los mil euros y, por otro, que no pueden esperar. Es decir, que la necesidad de solventar el problema no nos da opción de disponer del tiempo suficiente para generar ahorros y afrontar el pago sin requerir ayuda externa.

 

¿Cómo conseguir 1.000 euros?

Como comentamos, una de las formas más comunes que tenemos de conseguir mil euros es, cómo no, ahorrarlos.  Tener una buena planificación económica que nos permita contar con un dinero exclusivamente reservado a solventar posibles reveses. Anticiparnos a los imprevistos es, obviamente, la más óptima de las soluciones.

Sin embargo, no siempre es posible disponer de un dinero extra “intocable”. Y, además, muchas son las ocasiones en las que la cifra que necesitamos para cubrir el imprevisto es superior a nuestros ahorros. Entonces, ¿qué alternativas tenemos?

En estos casos se hace especialmente imprescindible contar con un apoyo externo que nos dé el soporte económico que necesitamos y que lo haga al instante. Para ello, tenemos varias vías entre las que se encuentra la opción de recurrir a entidades financieras convencionales para pedir 1000 euros o solicitar ayuda a entidades crediticias.

Entre otras ventajas de solicitar un crédito a una entidad de crédito rápido está la agilidad en la tramitación. En poco menos de 15 minutos podemos disponer del dinero que necesitamos para poner solución a nuestros imprevistos. Eso sí, deberemos cumplir, entre otros, con el requisito imprescindible de demostrar nuestra solvencia para hacer frente a la devolución del crédito con sus correspondientes intereses.

Para ello, bastará con demostrar que tenemos ingresos mensuales y que, por lo tanto, podemos afrontar el pago del crédito. Si contamos con un justificante bancario que certifique esos ingresos, ¡ya tenemos la mitad del camino hecho!

 

Préstamo 1.000 euros en 24 horas: como solicitarlo

Para completar el resto del camino, necesitaremos algún que otro documento como un DNI/pasaporte que certifique nuestra residencia en España, así como un selfie para confirmar nuestra identidad. También precisaremos contar con una línea telefónica de móvil (para poder recibir el SMS sobre el estado de la solicitud del crédito) y una cuenta corriente a nuestro nombre (y en España). Una vez tengamos esto en nuestro haber, podremos comenzar la solicitud de crédito por internet.

Si no estamos seguros aún de la operación, podemos hacer uso de los simuladores de crédito que algunas webs de entidades crediticias ponen a disposición de los usuarios. ¿Qué son? Herramientas que, en base al dinero solicitado y el plazo de devolución, calculan las cuotas mensuales a las que debemos hacer frente para pagar el crédito solicitado. Por ejemplo, si alguien solicita a Creditea un préstamo de 1000 euros a devolver en 36 meses (3 años), tendría que pagar 38,54 euros mensualmente.

Se trata de un proceso del todo transparente en el que tomar consciencia, antes de hacer una solicitud de crédito, de la responsabilidad económica a contraer con la entidad.

Una vez recabada la documentación pertinente y tomada la decisión consciente de devolución del importe solicitado con sus intereses correspondientes y el periodo fijado, ya estamos listos para comenzar la solicitud del préstamo de 1000 euros.

Cuatro son los pasos fundamentales:

  1. Abrir o acudir a la cuenta personal (según sea o no la primera vez que recurramos a estos servicios).

 

  1. Completar el formulario, solicitar el préstamo rápido y presentar la documentación pertinente.

 

  1. Esperar la confirmación o denegación de la solicitud. Ésta se realizará vía mail, SMS o mediante una llamada telefónica.

 

  1. En caso de que la solicitud sea aceptada, el dinero apenas tardará unos minutos en ser transferido a la cuenta facilitada. Como mucho, podrá demorarse unas 24-48h en caso de realizarse en días festivos o fines de semana.

 

Préstamo de 1000 euros urgente: ventajas y desventajas

Como es obvio, recurrir a ayuda económica externa tiene tanto sus pros como sus contras. Entre las ventajas que podemos encontrar está, por un lado, lo evidente: poder hacer frente a cualquier imprevisto que pueda presentársenos y que no tenemos capacidad de afrontar con nuestro propio patrimonio. Por otro, poder escalar el gasto. No es lo mismo, por ejemplo,  desembolsar mil euros, en el caso de disponer de ellos, que solicitar un préstamo de 1000 euros e ir abonando poco a poco su devolución.

Otro beneficio destacable es, como ya hemos mencionado, la rapidez de la tramitación y la obtención del importe solicitado. Normalmente, los imprevistos llevan un alto componente de celeridad al que sería complicado hacer frente si no fuera gracias a las facilidades que otorgan las entidades crediticias en cuando a tiempos se refiere.

Como principal podemos encontrar la posible denegación de la entidad crediticia a nuestra solicitud. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si nos deniegan un crédito es porque muy posiblemente no pudiésemos afrontar el pago de la deuda, por lo que solicitar un préstamo nos podría poner en una situación difícil.

Como hemos comentado con anterioridad, se hace necesario cumplir con una serie de requisitos obligatorios así como presentar los documentos pertinentes que justifiquen nuestra solvencia económica, entre otros, para poder acceder a cualquiera de estas ayudas. Trámites necesarios que juegan en nuestro favor, como medidas preventivas para garantizar que no nos endeudemos por encima de nuestras posibilidades.


Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Retira desde tu móvil
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.