creditea
 Organizar una boda no es una tarea sencilla. Toda pareja sueña con que ese gran día todo salga a la perfección, tal y como lo habían proyectado en su mente. No solo se trata  de diseñar el evento ideal que logre transmitir la felicidad que supone emprender un proyecto de vida en común, sino tambié...

¡Necesito un préstamo para mi boda!

 

Organizar una boda no es una tarea sencilla. Toda pareja sueña con que ese gran día todo salga a la perfección, tal y como lo habían proyectado en su mente. No solo se trata  de diseñar el evento ideal que logre transmitir la felicidad que supone emprender un proyecto de vida en común, sino también crear un espacio que cumpla con las expectativas y anhelos de todos: la familia, los amigos, los pequeños de la casa. 

 

Elegir el lugar, preparar las invitaciones, escoger el menú, la decoración, los regalos para los invitados, el transporte… Son muchos los detalles que debemos tener en cuenta para que todo salga tal y como hemos planeado. Sin embargo, algunas parejas se sienten cohibidas a la hora de echar a volar su imaginación, puesto que todos estos elementos conllevan un gran desembolso económico. A continuación, te damos algunas ideas para que puedas planificar la boda de tus sueños sin que tengas que renunciar a ningún deseo. 

Presupuesto para una boda: ¿Cuánto dinero debo pedir?

 

Lo primero que debes hacer para comenzar a planificar ese día tan especial es elaborar un presupuesto aproximado, señalando todas las partidas y priorizando aquellas que resulten imprescindibles. Hay elementos de una boda a los que no se puede renunciar, pero en función de tus posibilidades económicas puedes optar por opciones más económicas para algunas partidas e invertir el mayor capital en aquello que consideres más importante para ti. 

 

Sea pequeño o ilimitado el presupuesto del que dispongamos, siempre es aconsejable sentarse y hacer una breve planificación económica que nos servirá de guía para organizar este presupuesto. 

Tipos de gastos de una boda

 

Lo primero que debemos establecer es el número de invitados que acudirán al evento, ya que de los asistentes dependerán otras partidas como el aforo del espacio escogido, la elección del catering, los regalos o el transporte. En definitiva, esa cifra nos ayudará a definir el resto de gastos de una boda.  

 

El banquete es sin duda el concepto al que se destina prácticamente la mitad del presupuesto para nuestra boda. La media de un cubierto se sitúa en torno a los 75 y los 150 euros. A partir de ahí, cada pareja puede optar por mantenerse en ese precio, reducirlo o superarlo. Todo depende de la relación calidad-precio que queramos dar a nuestros comensales. 

 

Otra partida muy relevante son los trajes de los novios. Las novias gastan entre 525 y 1.650 euros en su vestido, precio al que hay que sumar los zapatos, complementos, peluquería, maquillaje y ramo. 

 

Por su parte, ellos invierten una media de entre 375 y 780 euros en el traje, pero si se deciden por una gran firma el precio puede ascender hasta los 1.200 €. 

 

En función de la importancia que le demos y el destino elegido, el viaje de novios es el segundo gasto más importante de nuestro presupuesto. Por muy austeros que queramos ser, un viaje medio para dos personas suele rondar los 1.150 €. 

 

Durante la celebración suele entregarse a los asistentes un presente como recuerdo de ese gran día. El precio de los detalles e invitaciones de boda oscila entre 1 y 40 euros, dependiendo del estilo y diseño escogidos. Otra opción más económica y original son los regalos personalizados a mano, by yourself. ¡Piensa algo original y lánzate!

 

Además de estos imprescindibles, hay otros conceptos que no debes olvidar incluir en tu lista: el fotógrafo, la barra libre, los animadores infantiles, el pincha discos u orquesta, la decoración del espacio, así como cualquier sorpresa que hayas tenido en mente todos estos años. 

¿Cómo puedo financiar mi boda?

Según un estudio realizado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), el coste medio de una boda para 100 comensales se situó entre los 16.534 euros, y oscila entre los 11.864 y los 30.000 euros. 

 

Por muy bien planeado que tengamos nuestro presupuesto, en la recta final siempre podemos encontrarnos con varios gastos que habíamos pasado por alto y que pueden aumentar considerablemente el presupuesto inicial, provocando así un sobrecoste inesperado. Ese dinero de más puede suponer un quebradero de cabeza y ensombrecer la alegría y euforia inicial que acompaña la preparación de un día tan esperado. Para superar este bache, las entidades financieras ponen a nuestra disposición dos mecanismos muy útiles. 

 

El primero de ellos son las conocidas como “cuentas de boda”. En realidad se trata de cuentas corrientes o cuentas de ahorro al uso, donde los invitados pueden ingresar dinero a la pareja como presente y de este modo ayudar a cubrir el presupuesto para la boda. 

 

La segunda posibilidad sería solicitar un préstamo personal para financiar la boda. Concretamente, en Creditea podrás acceder un importe de hasta 5000 euros que puedes devolver cómodamente en el número de plazos que más te convenga, sin que apliquemos ninguna comisión de apertura. Además, el dinero te llegará en pocos minutos desde que te confirmemos la concesión del crédito para sufragar los gastos de tu boda.  

 

Por otro lado, si te surge alguna duda o incidencia en relación con tu préstamo o quieres cancelarlo antes de la fecha establecida, podrás recurrir a nuestro equipo de atención al cliente, que está a tu disposición de lunes a domingo, de 9:00 a 21:00 horas. 

 

Si has llegado hasta aquí seguramente es porque estás inmerso en la celebración de tu boda. ¡Enhorabuena! Confiamos que estos consejos te hayan ayudado a organizar y planificar un día tan especial para vosotros y vuestros seres queridos. Como ves, con un poco de organización y algo de ayuda no tendrás que renunciar a ningún detalle, es más, podrás disfrutar con total tranquilidad de la felicidad que supone planificar uno de los momentos más importantes de tu vida. ¡Coge lápiz y papel y disfruta del viaje!





Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Retira desde tu móvil
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.