creditea
Seguramente cuando te has ido a dar de alta en algún servicio o has querido domiciliar un recibo te han solicitado el código IBAN de tu cuenta. Pero ¿qué es este número y en qué casos lo necesitas tener a mano? El IBAN es el acrónimo de International Bank Account Number (número de cuenta bancaria...

Qué es el IBAN de una cuenta y para qué sirve

Seguramente cuando te has ido a dar de alta en algún servicio o has querido domiciliar un recibo te han solicitado el código IBAN de tu cuenta. Pero ¿qué es este número y en qué casos lo necesitas tener a mano?

 

El IBAN es el acrónimo de International Bank Account Number (número de cuenta bancaria internacional). Este código bancario único e irrepetible sirve para identificar una cuenta corriente en la zona única de pagos en euros, denominada SEPA por sus siglas en inglés.

 

Cómo utilizar el IBAN

 

El 1 de febrero de 2014 entró en vigor la SEPA, cuyo ámbito geográfico comprende 34 países (los 28 estados miembros de la Unión Europea junto con Islandia, Liechtenstein, Noruega, Mónaco, San Marino y Suiza). Su objetivo es permitir que los pagos en euros se realicen en las mismas condiciones tanto si se trata de un pago nacional como internacional. Para facilitar el proceso, se decidió homogeneizar los códigos de identificación de cuentas bancarias en todos los países dentro del área de influencia. Desde entonces, el código IBAN sustituye al Código de Cuenta Cliente (CCC), por el que antes se identificaban las cuentas.

 

¿Cómo saber mi número de cuenta bancaria?

 

Entonces, ¿cómo saber mi número de cuenta bancaria actual? ¿Ha cambiado desde 2014? Sí y no, vamos a verlo de una forma muy sencilla y detallada. El IBAN es un código de 24 caracteres. Para obtener el IBAN se añadieron al número de cuenta habitual cuatro caracteres.

 

  • Cuatro caracteres iniciales: que indican el código del país (dos dígitos) y el código de control (dos dígitos). Por ejemplo, el código de país para España es «ES», sí el código de control fuera, por ejemplo, «05», los dígitos que preceden al número de cuenta serían «ES05».

 

  • Número de cuenta: está formado por el código del banco, el código de la sucursal, dos dígitos de control y, finalmente, el código de cuenta del cliente (los últimos 10 dígitos).

 

Para qué sirve el número IBAN

 

El IBAN nos sirve para identificar a nivel internacional una cuenta bancaria. Gracias a este código las entidades pueden automatizar las transferencias entre sucursales de la Unión Europea, ya que se puede saber el banco por el IBAN. De este modo se agilizan los trámites intracomunitarios y se aplican tarifas más competitivas.

 

Anteriormente se habían registrado dificultades porque los sistemas de identificación eran solo nacionales y esto impedía saber en qué país estaba abierta una cuenta. Desde la entrada en vigor de la SEPA, la estructura del IBAN es común para todos los países, aunque no exactamente igual. Vamos a ver el caso de España que es el que nos compete:

 

  • País de origen de la cuenta: en el caso de España es «ES».

 

  • Dígitos de control: un código de control de la cuenta bancaria de dos dígitos.

 

  • Entidad: son las cuatro primeras cifras siguientes y hacen referencia a la entidad financiera a la que pertenece la cuenta.

 

  • Número de oficina: lo conforman los siguientes cuatro dígitos e indican la oficina bancaria en la que se ha rubricado el contrato al abrir la cuenta.

 

  • Dígito de control: son dos cifras que se calculan mediante un algoritmo que sirve para validar la cuenta bancaria.

 

  • Número de cuenta: son los últimos diez dígitos e indican el número de la cuenta que se formaliza en el contrato con la entidad bancaria.

 

Cómo calcular el código IBAN

 

Calcular el IBAN es muy sencillo, hoy en día existen múltiple direcciones web que ponen a disposición del usuario un formulario para calcular automáticamente el IBAN.  Con tan solo introducir tu número de cuenta corriente en la herramienta para calcular IBAN y presionar el botón, obtendrás un identificador de cuenta bancaria válido conforme a la normativa europea, tanto para operaciones en soporte electrónico como en papel.

 

Otra opción es acudir a la página web de tu banco y acceder al área de cliente a través del usuario y la contraseña. Una vez ahí, el código IBAN suele aparecer en el apartado de «cuentas» en el área de «consultar los datos de la cuenta».

 

Diferencias entre IBAN y BIC

 

Aunque son códigos que hacen referencia a datos diferentes, el IBAN y el BIC son necesarios para completar cualquier transferencia internacional.

 

El código BIC (Bank Identifier Code) o SWIFT sirve para identificar al banco beneficiario de una transferencia (o banco de destino). Se trata de un código internacional alfanumérico que puede constar de ocho u once caracteres:

 

  • Código de ocho caracteres: incluye información sobre la entidad, el país y la localidad.

 

  • Código de once caracteres: además de los datos del apartado anterior, incluye información de la sucursal en los tres últimos caracteres.

 

 

La forma de obtener el código BIC es muy similar a la del IBAN, puedes hacerlo a través de una calculadora online o bien acceder a los datos de la cuenta a través del área de cliente de tu entidad bancaria.

 

A modo de conclusión, podríamos resumir las ventajas que ha supuesto comenzar a utilizar estos códigos de identificación financiera en las siguientes: permiten automatizar los procesos agilizando las gestiones, disminuyen los costes asociados, aumentan la seguridad al simplificar el tratamiento de los datos y, por último, reducen considerablemente el número de errores al tratarse de dígitos estandarizados previamente.

 

 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.