creditea
 Solicitar un préstamo es una manera muy común de afrontar ciertos gastos inesperados o puntuales que exceden nuestra capacidad de pago. Comprar un coche, costear los estudios, realizar una reforma en el hogar, disfrutar de unas merecidas vacaciones… Son muchas las ocasiones en las que ese pequeño colchón que vamos n...

¿Qué es un préstamo personal?

 

Solicitar un préstamo es una manera muy común de afrontar ciertos gastos inesperados o puntuales que exceden nuestra capacidad de pago. Comprar un coche, costear los estudios, realizar una reforma en el hogar, disfrutar de unas merecidas vacaciones… Son muchas las ocasiones en las que ese pequeño colchón que vamos nutriendo todos los meses se queda corto y se hace necesario contar con una ayuda externa para hacer frente a estos gastos. Para ello contamos con los llamados “préstamos personales”. Pero, ¿cómo podemos acceder a ellos?

 

¿Cómo solicitar un préstamo personal?

Este tipo de préstamos se destinan a la compra de bienes o servicios, por lo que el importe del mismo no suele ser muy elevado. Así pues, para solicitarlo necesitamos justificar nuestros ingresos pero, a diferencia de los créditos hipotecarios, no es necesario comprometernos con un bien concreto.

De esta forma, la tramitación suele ser más rápida que para otro tipo de productos, aunque los intereses suelen ser más altos y los plazos de devolución más ajustados que en el caso de las hipotecas.

Conozcamos algunos de los requisitos generales más comunes para optar a un préstamo personal:

  • Ser mayor de edad

  • Contar con un DNI o pasaporte (en vigor) que justifique la residencia en España.

  • Presentar un selfie que confirme la identidad del solicitante.

  • Indicar un número de teléfono móvil al que poder contactar para dar información sobre el estado de la solicitud del préstamo.

  • Ser titular de una cuenta bancaria en España a la que poder transferir el dinero.

  • Demostrar solvencia económica a través de un justificante bancario que certifique unos ingresos periódicos con los que el solicitante afrontará la devolución del dinero prestado.

En definitiva, cualquier préstamo que solicitemos debe ofrecer ciertas garantías al prestamista, mostrando que seremos capaces de satisfacer el importe junto con los intereses. Esto se hace para certificar que nuestra situación económica nos permite afrontar con comodidad la deuda, ya que, de lo contrario, pedir un préstamo podría suponernos un problema y dificultar la gestión de nuestras finanzas personales.

 ¿Qué entidades conceden préstamos personales?

En España existen varias opciones a la hora de pedir un préstamo personal. Cada una de ellas presenta unas características y requisitos diferentes que se adaptan en mayor o menor medida a las necesidades del usuario en función del tipo de gasto que necesiten afrontar. Éstas son:

  • Bancos nacionales y extranjeros con representación en España.

  • Cajas de ahorro.

  • Cooperativas de ahorro y crédito.

  • Empresas de capital privado.

  • Compañías de crédito apoyadas por instituciones financieras.

  • Préstamos entre particulares.

  • Grandes superficies entidades y tiendas.

  • Entidades de créditos personales rápidos online.

  • Microcréditos.

 

Entidades de créditos personales rápidos

Las compañías de créditos personales rápidos nos permiten obtener dinero en efectivo en apenas unos minutos a través de plataformas online.

A pesar de ser entidades que, a diferencia de la banca tradicional, son más flexibles en las condiciones para solicitar un préstamo, tienen ciertos requisitos fundamentales sin los que es inviable optar a alguna ayuda.

Entre estos requisitos está el no formar parte de la lista del ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) y demostrar unos ingresos regulares.

Así, podemos disponer rápidamente de efectivo eligiendo las condiciones y los tiempos para devolver el préstamo y accediendo de forma totalmente transparente a la información en relación con los recargos sobre la cantidad inicialmente prestada.

 

¿Cómo calcular la cuota del préstamo personal?

Sea como sea, a la hora de acudir a una entidad crediticia deberíamos conocer con exactitud cuál es  nuestro límite de endeudamiento, así como la cuota mensual máxima que podemos asumir sin pasar apuros económicos o asumir una deuda mayor que la inicialmente planteada. ¿Cómo podemos saber esto con exactitud? Utilizando las llamadas “calculadoras de préstamos personales”.

Éstas consisten en un simulador que nos permite calcular de forma sencilla la cuota que debemos pagar cuando solicitamos un préstamo personal en función de la cantidad y los plazos establecidos, así como el tipo anual efectivo que corresponde a una cuota y los gastos determinados.

En la actualidad, la mayor parte de las entidades de crédito disponen de este tipo de herramientas de fácil manejo: solo tenemos que rellenar los campos que se indican en la pantalla de inicio y pulsar en “calcular”. De este modo podemos hacernos una idea tanto de nuestra capacidad de endeudamiento como de las condiciones que nos ofrece la compañía financiera.

Es muy importante elegir con cuidado en qué plazo vamos a devolver el préstamo ya que, aunque un tiempo de amortización más largo hará que las cuotas mensuales sean más bajas, a la larga también nos llevará a pagar más intereses. Por el contrario, un plazo de devolución más reducido incrementará esa cuota mensual pero hará que el préstamo personal resulte más económico.

Por su facilidad para obtenerlos y los pocos requisitos exigidos, los préstamos personales están cada vez más extendidos en el mercado. Los expertos aconsejan, no obstante, un “uso responsable  y medido” del dinero rápido, así como evitar este tipo de fuente de financiación si no se dispone de cierta solvencia económica. Elegir una empresa de capital privado con garantías nos asegurará, además, unas condiciones reguladas y pactadas, para no encontrarnos con ningún sobresalto a lo largo del camino.

 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Retira desde tu móvil
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.