creditea
La reunificación de préstamos es el proceso mediante el cual se agrupan, en uno solo, todos los créditos y deudas que tenemos pendientes de devolución. Gracias a esta operación, mensualmente sólo tendremos que hacer frente a una única cuota, en lugar de tener que abonar varias cuotas cuya cuantía tota...

¿Qué significa reunificar préstamos?

La reunificación de préstamos es el proceso mediante el cual se agrupan, en uno solo, todos los créditos y deudas que tenemos pendientes de devolución. Gracias a esta operación, mensualmente sólo tendremos que hacer frente a una única cuota, en lugar de tener que abonar varias cuotas cuya cuantía total sume más que la cuota única del préstamo reunificado. 

En definitiva, con ello obtenemos una deuda más fácil de gestionar, no sólo por tener que afrontar una menor cuantía al mes, sino porque el trámite de pagarla se concentra en un solo pago. Eso sí, hay que tener en cuenta que, si acudimos a la opción de reunificar préstamos, tendremos que hacerlo con todas las deudas que tengamos. No valdría con agrupar un conjunto de deudas y otras no. 

¡Vamos a explicar en qué consiste este proceso! 

 

¿Cómo hacer una reunificación de préstamos?

Por lo general, la reunificación de préstamos suele ser llevada a cabo por una empresa mediadora, aunque si los préstamos que tenemos pendientes de devolver están todos en la misma entidad financiera, puede ser el propio banco quien se ofrezca a realizar ese proceso. 

De igual forma, sea quien sea quien el encargado de realizar la reunificación, ésta requiere de un estudio previo de la situación del acreedor.  En este estudio se analiza la cantidad total de capital que tenemos pendiente de devolver, los intereses que estamos pagando y el calendario de plazos de amortización que actualmente tenemos. Es bastante común que, para conformar el nuevo préstamo único, se exija como garantía un activo o un conjunto de activos cuyo valor total sea un 20% superior al de la cuantía total del préstamo a devolver.

Una vez presentada dicha garantía, la entidad encargada de realizar la reunificación de préstamos nos presentará su propuesta de nuevo pago, las nuevas cuotas mensuales a pagar, el calendario de amortización y el nuevo plazo de vencimiento que afrontamos. Si aceptamos la propuesta, la entidad mediadora se pondrá en contacto con nuestros acreedores para negociar con ellos las nuevas condiciones de pago de los préstamos que teníamos pendiente con ellos. Una vez realizada dicha negociación, se procederá a la cancelación de todas las deudas que teníamos anteriormente y a la constitución del nuevo préstamo único.



Ventajas de reunificar préstamos

 

Como comentábamos al principio del post, una de las principales ventajas de reunificar préstamos es que pasamos de tener varias deudas a una sola. En el primer caso, teníamos que afrontar una cuota demasiado elevada para nuestra capacidad de pago mientras que, al reunificar los préstamos, afrontaremos una única cuota más reducida y fácil de gestionar. 

La ventaja principal, por tanto, es el desahogo que ganamos a la hora de hacer frente a nuestras obligaciones financieras, reajustándolas a un calendario y a unas condiciones que nos resultan mucho más fáciles de asumir. 

No obstante, esta opción no está, ni mucho menos, exenta de desventajas y de riesgos. ¡Veamos algunos!  

Desventajas de reunificar créditos

 

Juntar nuestras deudas en una única implica una serie de gastos que conviene tener en cuenta.

Así, como la reunificación lleva asociada la cancelación anticipada de todos nuestros préstamos, lo más habitual será que tengamos que pagar las habituales comisiones por cancelación anticipada que suelen tener este tipo de productos financieros.

 

Por otro lado, para unir nuestras deudas, debemos formalizar la apertura de un nuevo préstamo, con todos los gastos asociados que esto puede conllevar. Por ejemplo, la comisión por apertura y los gastos de estudio. 

Además, si se decide gestionar la reunificación a través de una agencia mediadora, ésta cobrará sus propias tarifas y, en caso de reunificar las deudas a través de nuestro propio banco, éstos suelen cobrar comisiones por la operación de reunificación.

 

Todos estos son costes asociados a la gestión del proceso de reunificación, pero a ellos hay que añadir, además, los costes que supone el nuevo préstamo único en sí. Obviamente, si finalmente los acreedores aceptan demorar el plazo de devolución de toda la deuda que se les debe, será a costa de unos mayores intereses. 

Aunque pueda parecer que esto no es así, porque la cuota mensual se reduce, el número total de cuotas aumenta por lo que, finalmente, la suma que devolvamos a nuestros acreedores será mayor que la que inicialmente teníamos con ellos. 

Por otro lado, hay que contemplar, además,  el riesgo de poder perder el activo o activos que hemos puesto como garantía si no cumplimos con el calendario de devolución del préstamo único que tenemos.

 

Como ves, la reunificación de préstamos tiene sus ventajas e inconvenientes. Antes de decantarte por esta opción, es importante que eches cuentas y valores si es conveniente optar o no por un préstamo único. 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.