creditea
Hoy vamos a hablar de uno de los indicadores económicos que más nos afectan en nuestro día a día: los tipos de interés.  Siempre que existe un préstamo existe un tipo de interés, tanto si una entidad financiera nos concede un préstamo como si somos nosotros mismos los que depositamos dinero en un...

¿Qué son los tipos de interés?: Análisis y evolución

Hoy vamos a hablar de uno de los indicadores económicos que más nos afectan en nuestro día a día: los tipos de interés.  Siempre que existe un préstamo existe un tipo de interés, tanto si una entidad financiera nos concede un préstamo como si somos nosotros mismos los que depositamos dinero en una cuenta corriente. Efectivamente, cuando metemos dinero en nuestra cuenta bancaria, estamos “prestando” dinero al banco, y ese banco, a cambio, nos ingresará dinero periódicamente.

Así, se pueden definir los tipos de interés como la medida del coste del dinero. Se suelen presentar en forma de porcentaje, y reflejan lo que el mercado o el prestamista quieren recibir por dejar una determinada cantidad de dinero durante un tiempo determinado. Para poder comparar distintos tipos de interés, se suele utilizar la TAE, o Tasa Anual Equivalente, de la que ya os hablamos en un post anterior. 

Por ello, hoy no vamos a contaros qué es la TAE ni a profundizar en qué son los tipos de interés, sino que vamos a centrarnos en analizar la situación actual de los tipos de interés. ¿Estáis preparados? ¡Pues vamos a ello!

 

¿Cuál es el tipo de interés actual en España?

El tipo de interés de cada país se puede definir como la tasa de interés que fija el Banco Central de cada Estado a los otros bancos y para los préstamos interbancarios. Durante los años de la crisis, los tipos de interés empezaron a bajar, lo cual disminuye el coste de los préstamos y, por tanto, estimula el consumo. Así, actualmente, el Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés a cero, y no se espera que empiecen a subir a finales del año que viene.

Esto, que a priori podría parecer que no nos afecta, es lo que está marcando que, actualmente, las tasas de interés de las cuentas bancarias estén tan bajas. Así, actualmente resulta muy complicado encontrar depósitos bancarios o cuentas de ahorro que nos den una alta rentabilidad por nuestro dinero y, de hecho, el tipo medio de rentabilidad de los depósitos a plazo fijo se encuentra en mínimos históricos (0,05%). Así, mientras el Banco Central Europeo mantenga los tipos de interés a cero, esta situación no va a cambiar. Pero ¿por qué esto depende del BCE?

Los tipos de interés y el BCE

El Banco Central Europeo es el banco central de todos los países de la Unión Europea que han adoptado el euro, y tiene la responsabilidad de mantener la estabilidad de precios para preservar el valor del euro. Periódicamente, el Banco Central Europeo se encarga de marcar unos tipos de interés de referencia que son los que sirven de base para todos los contratos financieros, incluido las hipotecas o los créditos al consumo. De esta manera, es el BCE el que marca cuánto les cuesta a los bancos obtener préstamos de otros bancos. 

Así, si los tipos de interés son bajos, el coste del crédito al consumo será más bajo, pero también menos rentable para los bancos, y eso hace que se endurezcan mucho los requisitos para conceder préstamos y, por ello, mucha gente no pueda acceder a los servicios de financiación. De la misma manera, como los tipos de interés del Banco Central Europeo son bajos, actualmente los bancos han visto como se recortaban sus márgenes de beneficios y, por ello, también ha disminuido la rentabilidad de las cuentas bancarias.

 

Previsión de los tipos de interés: ¿qué nos espera?

Como decíamos antes, los tipos de interés en 2019 no se van a mover mucho, y no se espera que suban hasta finales del año que viene, si bien podría haber más retrasos. Esta situación puede hacer que los bancos tomen la decisión de incluso aplicar intereses negativos en algunos de sus productos. Si no sabes que son los tipos de intereses negativos, no te preocupes, porque es más sencillo de lo que parece.

Tal y como hemos explicado, el tipo de interés marca cuánto dinero de más vamos a tener que devolver tras pedir prestado dinero. Si el tipo de interés anual es del 1%, eso querrá decir que tendremos que, ese año, vamos a tener devolver un 1% más de lo que nos prestaron. Sin embargo, si el tipo de interés es negativo, entonces tendremos que devolver menos dinero del que recibimos.

El único motivo que hay para poner tipos de intereses negativos es la necesidad de que el dinero empiece a circular, reactivando la economía y fomentando el consumo. Sin embargo, estos tipos de intereses no suelen ser muy recomendables, ya que hacen que el dinero pierda valor o, incluso, que los bancos dejen de prestar dinero. 

¿Cómo nos afectarán los tipos de intereses negativos?

Una de las posibles consecuencias que tendría que se empezaran a aplicar tipos de intereses negativos es que los bancos nos empezaran a cobrar dinero por guardar nuestros ahorros. Esto puede resultar extraño, ya que actualmente las entidades financieras se esfuerzan por ofrecernos la máxima rentabilidad posible por contratar sus cuentas de ahorro, pero el hecho es que el Banco Central Europeo ya cobra un 0,4% a las entidades que quieran depositar allí su dinero, y si las condiciones siguen empeorando, no es descartable que el resto de bancos empiece a hacer lo mismo.

Así, si se aplican intereses negativos, se penalizará el ahorro, pero se favorecerá el consumo y el crédito, lo que permitirá reactivar poco a poco la economía. Por ello, habrá que estar pendiente de que sucede próximamente con los tipos de interés, ya que, como habéis visto, es algo que nos afecta directamente en nuestra vida diaria.



Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 delReglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y delConsejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@credita.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación ycancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable delTratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.