creditea
Hace ya más de tres años desde que llegamos al mercado español, y lo hicimos con un producto que, históricamente, había estado dirigido a empresas: la línea de crédito. Así, optamos por poner a vuestro servicio la primera línea de crédito para particulares, ya que se trata de uno de los ...

Línea de crédito para particulares Vs. Línea de crédito para empresas: Cómo sacarles todo el partido

2019 M12 13

Hace ya más de tres años desde que llegamos al mercado español, y lo hicimos con un producto que, históricamente, había estado dirigido a empresas: la línea de crédito. Así, optamos por poner a vuestro servicio la primera línea de crédito para particulares, ya que se trata de uno de los productos más flexibles de financiación y, por tanto, el que mejor se adapta sin duda a todas vuestras necesidades.

Sin embargo, somos conscientes de que, a priori, puede ser un poco difícil entender bien en qué consiste o cómo sacarle el máximo partido. Por ello, hoy os queremos contar todo lo que necesitáis para obtener todo el rendimiento posible de vuestra línea de crédito. ¿Empezamos?

 

¿Qué es una línea de crédito?

Nos gusta definir la línea de crédito como una especie de colchón económico que vas a tener a tu disposición siempre que te haga falta. Así, la línea de crédito es un servicio a través del cual podéis tener a vuestra disposición una cantidad determinada de dinero para usarla cuando os haga falta. Una vez que os hayamos concedido el dinero, lo tendréis siempre disponible, sin pagar ningún tipo de comisión o de interés hasta que lo utilicéis.

De esta manera, cuando necesitéis o decidáis gastar parte de ese dinero, vosotros mismos podréis escoger la cantidad que queréis utilizar y el tiempo que queréis tener para devolverla. Gracias a la línea de crédito, el dinero que no hayáis utilizado seguirá estando disponible, y solo tendréis que pagar por lo que hayáis usado.

Por poner un ejemplo, si tenemos una línea de crédito de 5.000 euros, y recibimos una oferta para hacer el viaje de nuestros sueños por 2.000 euros, no tenemos que preocuparnos por conseguir el dinero antes de que la oferta caduque. Podemos acudir a nuestra línea de crédito, retirar el dinero necesario e irlo pagando poco a poco con comodidad y con la tranquilidad de seguir teniendo el resto del dinero disponible por si nos hiciese falta.

Como veis, se trata de un producto muy flexible, que os da el total control de vuestro dinero y os permite organizar vuestras finanzas personales como mejor os convenga. Ahora que hemos visto en qué consiste exactamente, vamos a ver cómo podemos sacarle partido.

¿Cómo solicitar una línea de crédito?

Solicitar una línea de crédito es algo rápido, fácil y senzillo.
En www.creditea.es podrás solicitar tu linea de crédito, ¡en menos de 2 minutos!

¿Cómo dar un buen uso a la línea de crédito para particulares?

Como habéis visto, al tener una línea de crédito, podemos ir retirando cantidades de dinero e irlas devolviendo poco a poco. Una vez que esas cantidades hayan sido devueltas, volverán a estar disponibles. Además, la línea de crédito no tiene ningún tipo de comisión por lo que, mientras no retiremos dinero de la misma, no tendremos que devolver nada ni adquiriremos ninguna deuda.

Si hablamos de cantidades o de plazos de devolución, cada línea de crédito es distinta. Normalmente, al ir destinada a empresas, la cuantía es bastante grande. En el caso de Creditea, al apostar por introducir la primera línea de crédito para consumidores, decidimos aplicar inicialmente un límite de 3.000 euros. Sin embargo, tras analizar vuestras necesidades y demandas, y para daros todavía un mayor control, ampliamos el límite hasta los 5.000 euros, dándoos un margen de hasta 36 meses para devolver el dinero que hayáis gastado.

A la hora de usar la línea de crédito, cada uno tendréis vuestras propias preferencias. Sin embargo, queremos daros una serie de consejos para que los tengáis en cuenta:

  1. No es necesario retirar todo el dinero de la línea de crédito: Es posible que nos hayan concedido la máxima cantidad (5.000 euros en nuestro caso), pero eso no quiere decir que tengamos que usar todo el dinero. Si necesitamos solo 1.000 euros para pagar una factura o para darnos un capricho, podemos retirar solo ese dinero e irlo devolviendo poco a poco, guardando el resto.
  2. Analiza tu situación financiera antes de utilizar la línea de crédito: Creditea es una compañía que practica el responsible lending. Eso quiere decir que antes de conceder un crédito analizaremos vuestra situación para daros el producto que mejor os encaje. Igualmente, os recomendamos que, antes de retirar dinero de la línea de crédito, organicéis nuestras finanzas personales para estar seguros de que podréis devolverlo sin problema.
  3. Establece un plazo de devolución que te encaje: Con la línea de crédito de Creditea, podemos disponer de un plazo de devolución de hasta 36 meses, por lo que es recomendable utilizar esa flexibilidad a nuestro favor. Así, dependiendo de nuestras finanzas personales, podemos escoger el plazo que más nos convenga para asegurarnos de que vamos a poder ir devolviendo el préstamo con comodidad.
  4. Empieza retirando poco dinero y luego, si lo necesitas, incrementa la cantidad: En Creditea nos gusta conocer a nuestros clientes y analizar vuestra situación para poder prestaros el mejor servicio. Por eso, os recomendamos que hagáis lo mismo y que empecéis retirando cantidades más pequeñas de dinero. Una vez que hayáis podido devolverla con tranquilidad, podéis incrementar poco a poco la cuantía, asegurándoos así de no tener ningún problema para devolver el diner

 

Diferencias entre línea de crédito para particulares y línea de crédito para empresas

Como comentábamos antes, la línea de crédito estaba diseñada históricamente como un servicio de financiación para empresas. Sin embargo, dada su flexibilidad, en Creditea apostamos por enfocarla también a los particulares, ya que creemos que es un producto muy útil. Aunque nuestra línea de crédito puede servir también como un préstamo para autónomos y emprendedores, la línea de crédito para empresas suele presentar algunas diferencias.

 

La primera de ellas, y quizás la más notable, es que las líneas de crédito dirigidas únicamente a empresas suelen tener algunas comisiones que se van cobrando conforme pasa el tiempo. Igualmente, suelen tener una serie de gastos de formalización y algunas incluso cargan dinero en función de las cantidades que no se estén utilizando.

 

Por otro lado, las cuantías máximas suelen ser mayores que las de la línea de crédito para particulares, ya que las empresas normalmente necesitan cantidades mayores de liquidez. Igualmente, los periodos de devolución pueden ser algo menores.

 

Esperemos que ahora tengáis todo un poco más claro, aunque, si os queda alguna duda, ¡os la responderemos encantados!

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Viernes
de 09:00hrs a 21:00hrs
Accede a tu Área Personal
Escríbenos a
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.