creditea
Durante los últimos años, las nuevas tecnologías han transformado completamente la industria financiera. Así, la gente ya no acude a su entidad bancaria, sino que opta por hacer todos los trámites por Internet, desde casa o, incluso, desde el móvil. Además, hoy en día, contamos con muchas más o...

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito?

Durante los últimos años, las nuevas tecnologías han transformado completamente la industria financiera. Así, la gente ya no acude a su entidad bancaria, sino que opta por hacer todos los trámites por Internet, desde casa o, incluso, desde el móvil. Además, hoy en día, contamos con muchas más opciones a la hora de, por ejemplo, solicitar un crédito.

De esta manera, es más importante que nunca el analizar bien las distintas ofertas para poder escoger la que mejor se adapte a nuestras necesidades y circunstancias. Sin embargo, cuando hablamos de finanzas personales, a veces nos perdemos entre tanta terminología compleja y entre todas las variables. Por ello, desde Creditea, queremos ayudaros a saber todo lo que debéis tener en cuenta a la hora de solicitar un crédito y un préstamo, y lo vamos a hacer basándonos en los resultados de nuestra última encuesta internacional. ¡Vamos a ello!

¿Necesito un préstamo?

Antes de nada, lo primero que tenemos que hacer es plantearnos si realmente necesitamos pedir dinero. En líneas generales, los españoles somos muy responsables a la hora de pedir un préstamo, ya que el 90% valora si realmente lo necesita o no, mientras que el 90% nunca lo pediría en caso de no poder pagarlo.

Así, tan importante como las condiciones del crédito son nuestros motivos para solicitarlo. Según nuestra encuesta, el 76% de las personas solicitaría un préstamo para adquirir un nuevo vehículo y, de hecho, el 51% de las personas que solicitó un crédito durante el último año lo hizo para comprar un coche. Otro de los motivos más habituales son los gastos médicos imprevistos, ya que casi la mitad de las encuestados se ha planteado pedir un crédito para poder pagarlos.

En general, los créditos nos pueden servir para abordar esos pagos imprevistos o esos que llevamos mucho tiempo posponiendo. En ambos casos, podemos pedir un préstamo, siempre y cuando vayamos a devolverlo sin problemas. Sin embargo, debemos tener cuidado antes de pedir dinero para cubrir nuestros gastos diarios, ya que eso puede significar que debemos mejorar la gestión de nuestras finanzas personales. No es de extrañar, por tanto, que el 82% de los encuestados no haya pensado en solicitar un crédito para cubrir los gastos de su día a día.

En caso de duda, siempre podremos disponer de una línea de crédito. Se trata de un tipo de crédito a partir del cual nos concederán una cantidad específica de dinero, que podremos guardar para utilizarlo cuando nos haga falta. A diferencia de otro tipo de productos, en la línea de crédito solo tenemos que pagar por el dinero que usemos por lo que, una vez concedida, podemos disfrutar de ese colchón extra sin ningún tipo de gasto añadido. Cuando decidamos hacer uso de ese dinero, solo tendremos que pagar por el dinero utilizado, haciéndolo cuándo y cómo queramos.

¿Cuáles son los requisitos para pedir un préstamo?

Como decíamos, el primer requisito imprescindible es poder devolverlo. Así, el 83% de las personas que ha solicitado un crédito analizó previamente si podía afrontar los pagos y, para el 81% de las personas, este es un factor determinante. Una vez que hemos analizado si podemos hacer frente a la deuda, es el momento de mirar opciones.

Con la llegada de Internet, han aparecido también los comparadores: herramientas digitales que evalúan las diferentes opciones. Actualmente, casi el 40% de las personas acuden a Internet para pedir un préstamo, lo que demuestra que nos preocupamos por estudiar todas las ofertas.

A partir de ahí, si optamos por un préstamo bancario, las condiciones suelen ser bastante estrictas y exigentes, por lo que mucha gente apuesta por el lending online, una opción mucho más ágil y flexible. Con Internet, la oferta se ha multiplicado, pero debemos ser conscientes de que no todas las opciones son iguales.

En ese sentido, es importante tener en cuenta la reputación de la entidad a la que queramos pedir un crédito. Sin embargo, dicha reputación solo es tenida en cuenta por el 28% de los encuestados. Por su parte, el 42% tiene en cuenta las opiniones de sus familiares y conocidos, ya que valoran las experiencias que han tenido en situaciones similares.

En este caso, nuestra recomendación es que optéis siempre por compañías que apliquen el responsible lending para pedir un préstamo. Este tipo de empresas analizarán previamente vuestra situación para ofreceros un crédito que se adapte a vuestras necesidades y con unas condiciones que podáis asumir, evitando así que acabéis contrayendo deudas que os cueste pagar.

Una vez que hemos analizado nuestra situación y la reputación de la compañía, llega el momento de evaluar el resto de variables. ¡Empezamos!

 

¿Cuánto tardan en conceder un préstamo personal?

El 36% de los hombres y el 28% de las mujeres elegirían un crédito en función de la facilidad de concesión, mientras que el 25% de los solicitantes lo haría por la rapidez. Está claro que no es el factor más importante, pero, cuando necesitamos el dinero con urgencia, la agilidad es fundamental.

En este punto, muchos buscamos créditos personales rápidos, y ahí es donde debemos mencionar la tecnología con la que contamos las Fintech. Esta tecnología nos permite analizar vuestra situación en unos instantes, y, una vez evaluada la situación, puede hacerte llegar los préstamos al momento.

¿Cuáles son los préstamos con menos intereses?

La TAE (Tasa Anual Equivalente) es lo que nos va a marcar cuánto vamos a tener que pagar por nuestro préstamo, es decir, su cuota.  Para el 39% de los encuestados, es importante tenerlo en cuenta antes de solicitar un crédito, ya que es la única manera de saber si podremos devolverlo cómodamente.

En este caso, los intereses variarán mucho dependiendo de nuestra situación, de la cantidad que solicitemos y del plazo que escojamos para pagarlo. Por ello, os recomendamos siempre que busquéis la opción más flexible ya que, dependiendo de vuestra situación, vosotros mismos podréis optar entre un TAE u otro.

¿Dónde pedir un préstamo?

Como hemos visto, hay multitud de opciones para pedir un préstamo seguro, por lo que podéis acudir a una entidad bancaria tradicional o a una empresa de lending online.

En el caso de las entidades bancarias, el trámite suele ser algo más lento y, para solicitar un crédito, deberemos cumplir con algunos requisitos bastante exigentes. Si lo que buscamos es más flexibilidad y agilidad, entonces la mejor opción puede ser recurrir a una compañía de lending online, las cuales ofrecen préstamos personales rápidos y seguros.

Estas empresas de préstamos suelen tener unos criterios de concesión mucho más accesibles, por lo que podemos contar con que nos concederán el crédito siempre y cuando nuestra situación financiera nos permita afrontar el pago de la deuda. Además, existen productos como la línea de crédito, mucho más flexible y que nos permite contar con una cantidad específica de dinero que podremos guardar para utilizar cuando nos haga falta. Así, solo tendremos que pagar por el dinero y el tiempo que utilicemos, pudiéndolo devolver cuándo y cómo queramos.

  

Entonces, ¿puedo pedir un préstamo online?

Si lo que queremos es pagar un gasto imprevisto o urgente, pedir un préstamo por Internet nos puede quitar un dolor de cabeza en tan solo un instante. Igualmente, a veces podemos escoger entre pasarnos cinco años ahorrando para comprar un vehículo nuevo o pedir un préstamo. De esta manera, podremos ir disfrutando de nuestro coche mientras vamos pagando poco a poco la deuda.

Pedir un préstamo online puede ser una muy buena alternativa para darnos un capricho o para afrontar esos pagos urgentes. Lo único que debemos tener en cuenta es nuestra situación y nuestra solvencia para devolver el dinero. Así, solo tendremos que evaluar cuánto dinero necesitamos y escoger la opción que mejor nos encaje.

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.