creditea
El mercado financiero ofrece una amplia gama de productos diferentes, cada uno con sus particularidades. Por eso, cuando queremos comparar la rentabilidad que nos ofrecen dos préstamos de la misma naturaleza, pero con condiciones diferentes, necesitamos disponer de un tipo de indicador orientativo que nos sirva de referencia para saber cuál e...

¿Qué es la Tasa Anual Equivalente?

El mercado financiero ofrece una amplia gama de productos diferentes, cada uno con sus particularidades. Por eso, cuando queremos comparar la rentabilidad que nos ofrecen dos préstamos de la misma naturaleza, pero con condiciones diferentes, necesitamos disponer de un tipo de indicador orientativo que nos sirva de referencia para saber cuál es más rentable. Para eso tenemos la Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva, habitualmente conocida por sus siglas como TAE.

 

La TAE es un término que se utiliza en el entorno financiero para referirse a un tipo de interés específico que nos va a indicar el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero durante el plazo establecido para la operación. A diferencia otros tipos de interés, como el TIN, recoge los gastos y las comisiones. Dicho de otra manera, la TAE nos va a especificar la compensación completa que recibe el propietario del dinero por cederlo temporalmente. 

 

En el año 1990, el Banco de España redactó una circular a través de la cual se obligaba a las entidades financieras a publicar la TAE en sus ofertas de este tipo de productos para que los consumidores pudieran compararlos sin tener que buscar la información. De esta manera, podemos conocer fácilmente los tipos de interés, el plazo de la operación y las comisiones asociadas. Así, la TAE nos ayuda a determinar cuánta rentabilidad real tendríamos en un depósito si funcionara durante un año, y también cuánto pagaríamos de intereses en un crédito si el plazo fuera de un año. 

 

¿Qué es la TAE de un préstamo?

 

Como veíamos en líneas anteriores, la Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual efectiva es un índice que se usa en el entorno financiero para conocer el coste de los préstamos personales e hipotecarios, así como para tener una idea del rendimiento de los productos de ahorro. 

 

Dicho de una manera más sencilla, la Tasa Anual Equivalente es lo que vamos a pagar en total por una cantidad de dinero prestada, puesto que en ese concepto se incluyen el tipo de interés, las comisiones y el plazo de la operación. La TAE es la cantidad que abonamos a la entidad crediticia por prestarnos el dinero más los gastos que esta operación incluye, teniendo en cuenta el tiempo que tardaremos en devolver dicho préstamo. 

 

Si contratamos cualquier producto financiero al que se le aplica la TAE, el porcentaje que indique afectará directamente a nuestros bolsillos, dado que es lo que vamos a pagar concretamente de coste extra. Así pues, cuanto más baja sea la TAE, menores serán los gastos adicionales en el caso de un préstamo. 

 

En concreto, dicha tasa está determinada por los siguientes elementos: 

 

⦁ El tipo de interés nominal aplicable. 

⦁ El número de veces que se liquidan los intereses en el año. 

⦁ Las comisiones y demás gastos que el prestatario deberá pagar a la entidad financiera como contraprestación por el crédito recibido o los servicios asociados al mismo. 

⦁ Los impuestos. 

 

No obstante, no debemos olvidar que hay una serie de gastos que ha de afrontar el usuario que no se incluyen en el cálculo de la TAE: 

 

⦁ Los gastos que han de abonarse a terceros, como por ejemplo los gastos notariales. 

 

⦁ Los gastos por la contratación de seguros o presentación de garantías no obligatorios para la concesión del préstamo. En cambio, sí incluirá las primas de los seguros que tengan por objeto garantizar a la entidad el reembolso del crédito en caso de fallecimiento, invalidez o desempleo, siempre que la entidad imponga dicho seguro para conceder el crédito. 

 

¿Cómo puedo calcular la TAE de un préstamo?

 

La Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva es el resultado de aplicar una fórmula matemática que considera el tipo de interés nominal (TIN), el plazo de la operación y las comisiones asociadas. 

En esta ecuación, r es el tipo de interés nominal y f, la frecuencia de pago de los plazos. La fórmula de la TAE nos ofrece un porcentaje fijo anual que representa la rentabilidad del producto. La importancia del cálculo de la TAE está en que nos permite obtener un cálculo de intereses anual, integrando los intereses que se van obteniendo de forma mensual, trimestral, semestral, etc., en cada nuevo cálculo del interés. Esto se conoce como interés compuesto. 

 

De esta manera, aunque dos productos bancarios tengan plazos de pago de intereses distintos y diferentes tipos de interés nominal, podemos calcular sus respectivas TAE y tener una idea de su rentabilidad relativa en el período de un año. Así podemos comparar su rentabilidad y decidirnos por uno u otro producto. 

 

En la página web del Portal del Cliente Bancario del Banco de España podrás calcular la TAE de un préstamo a través del simulador del cálculo de la TAE de un préstamo (hipotecario o personal) aportando los siguientes datos: 

 

⦁ Importe del préstamo. 

⦁ Tipo de interés nominal.

⦁ Plazo de amortización.

⦁ Comisiones.

⦁ Prima del seguro de protección de pagos en el caso de que su contratación sea obligatoria. 

 

Diferencias entre la TAE y el TIN

 

Por regla general, en cualquier producto financiero, bien sea un préstamo, una hipoteca o un depósito o cuenta de ahorro, aparecerá tanto el TIN como la TAE. Pero, ¿en qué debemos fijarnos si queremos comparar dos servicios financieros de la misma naturaleza? ¿Cómo saber qué compañía de crédito me ofrece mejores condiciones?

 

El TIN es el tipo de interés nominal que fija la entidad crediticia por el importe prestado. Este porcentaje indicará lo que va a percibir la empresa por prestarnos ese dinero en el caso de los créditos personales. En el caso de los depósitos o cuentas de ahorro indicará el porcentaje que el cliente percibirá en forma de intereses por el capital depositado en la entidad. Sin embargo, el TIN no contempla otros costes asociados a la operación, como las comisiones. Así, no se trata de un tipo de interés estandarizado, con lo que no nos sirve de referencia a la hora de comparar dos productos financieros de características similares. 

 

La TAE o Tasa Anual Equivalente incluye, además del tipo de interés nominal, los costes y comisiones que implica dicha operación, así como los plazos establecidos para la misma. De este modo, a la hora de comparar debemos fijarnos en la TAE y no en el TIN, ya que la TAE contempla todos los gastos asociados al préstamo, como una posible comisión de apertura o la obligación de contratar un producto adicional.

 

Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.

International Personal Finance Digital Spain SAU, en cumplimiento de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, y del Artículo 13 del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea 2016/679, RGPD, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de Abril de 2016, le informa de los siguientes términos relativos a sus datos personales:

Responsable del Tratamiento: International Personal Finance Digital Spain, SAU, Avenida de la Albufera nº153, 4ª planta, 28038-Madrid, Tel: 902 201 232; email: hola@creditea.es
Datos de contacto del delegado de protección de datos: privacy@ipfdigital.com
Fines del tratamiento: Gestión y tramitación de su solicitud.
Base Jurídica del Tratamiento: (1) Consentimiento del interesado para los fines de la solicitud y (2)necesario para el cumplimiento de una obligación legal para el responsable.
Transferencia internacional de los datos: No
Ejercicio de Derechos: Tiene derecho a solicitar el acceso a los datos personales, a su rectificación y cancelación, a la limitación del tratamiento de sus datos a los fines especificados y a la portabilidad de los mismos.Puede solicitar el ejercicio de los derechos citados dirigiendo una comunicación escrita al Responsable del Tratamiento o bien un correo electrónico a hola@creditea.es.
Consulte nuestra Política de Privacidad.