creditea
El trabajo es una parte muy importante de nuestra vida y, precisamente por ello, debemos valorar también la necesidad de unas buenas vacaciones para descansar cuerpo y mente y volver plenamente renovados. ¡Un correcto descanso es fundamental! De hecho, recientemente la investigadora Karen Mathews, de la Universidad de Pittsburgh (USA), hi...

Viajes financiados: ¿Cómo pagar las vacaciones a plazos?

El trabajo es una parte muy importante de nuestra vida y, precisamente por ello, debemos valorar también la necesidad de unas buenas vacaciones para descansar cuerpo y mente y volver plenamente renovados. 

¡Un correcto descanso es fundamental! De hecho, recientemente la investigadora Karen Mathews, de la Universidad de Pittsburgh (USA), hizo un estudio tomando como muestra a 12.000 varones con un alto riesgo de padecer enfermedades coronarias.  El análisis reveló que los participantes que no tomaban vacaciones anuales eran un 32 % más propensos a sufrir un ataque al corazón. 

Las vacaciones son, incluso, más beneficiosas para las mujeres. De acuerdo con un estudio realizado en 2015 por la Clínica Marshfield de Wisconsin, las mujeres que toman vacaciones menos de una vez cada dos años tienen mayor probabilidad de sufrir una depresión, así como de desarrollar enfermedades coronarias. Es para pensárselo, ¿verdad?

Sin embargo, aunque todos somos conscientes de la necesidad de tomar unos días de relax, a veces se nos presenta el eterno dilema de la financiación. ¿Cómo podemos planear unas vacaciones con poco dinero?, ¿existen destinos económicos para viajar en la temporada estival? O, incluso, ¿es posible cumplir con el sueño de llevar a los niños a un destino exótico sin endeudarnos demasiado?

En este post te hablaremos de los viajes financiados y de las posibilidades que nos da el mercado financiero para pagar las vacaciones a plazos. 

 

¿Cómo pagar las vacaciones a plazos?

Existen tres fórmulas para financiar las vacaciones: un préstamo personal, un adelanto de la nómina o un pago con tarjeta de crédito. 

 

Préstamo personal 

Solicitar un préstamo personal a una entidad crediticia es una de las opciones más recomendadas. Además de que nos permite solicitar importes más elevados, normalmente los intereses suelen ser más bajos que los de las tarjetas de crédito. 

Aunque hasta hace algunos años era un producto prácticamente exclusivo de los bancos, hoy en día existen otro tipo de entidades, como Creditea, que ofrecen la opción de solicitar un crédito rápido de hasta 5.000 euros para pagar nuestro viaje a plazos, que puede ser amortizado en un periodo de entre uno y 36 meses.



Adelanto de la nómina

En el marco del Estatuto de los Trabajadores, tal como reza el artículo 29, “el trabajador y, con su autorización, sus representantes legales, tendrán derecho a percibir, sin que llegue el día señalado para el pago, anticipos a cuenta del trabajo ya realizado”. Es decir, un trabajador por cuenta ajena puede solicitar  un anticipo de la nómina sobre el trabajo ya devengado, pero no de salarios futuros o de la paga extra. Una vez autorizado el adelanto, este será descontado en el pago de la nómina siguiente sin intereses. 

Además de la propia empresa, también suelen conceder anticipos de nómina algunas entidades financieras, como los bancos o las cajas de ahorros. Son créditos por los que la entidad adelanta una o varias nóminas a clientes que cumplan ciertos requisitos, entre los que se encuentra tener dicha nómina domiciliada en una de las cuentas del banco. Este tipo de solicitudes requieren un poco más de tiempo, ya que la entidad debe analizar el riesgo del solicitante para evaluar tanto la cantidad del préstamo como los intereses. Por tanto, si optamos por esta vía, debemos estimar entre uno o dos meses para tramitarla. 

 

Pago con tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito pueden ser de gran ayuda, sobre todo si viajamos al extranjero o si necesitamos liquidez extra durante el viaje. A través de la tarjeta de crédito podemos repartir los gastos durante un período de tiempo más extenso. Por ejemplo, si acabamos de realizar la reserva del hotel y los desplazamientos, podemos utilizar la tarjeta de crédito para sufragar los gastos durante el viaje: comidas, visitas, compras. O al revés, destinar nuestros ahorros para los gastos del día a día y utilizar la tarjeta de crédito para reservar los viajes y el alojamiento. 

Esta última opción es muy recomendable ya que las tarjetas de crédito suelen tener un seguro que nos cubre en caso de cancelaciones de vuelos, pérdida de equipaje o enfermedad. Por otro lado, si decides destinar el uso de la tarjeta a las compras, muchas de ellas tienen concertados descuentos en tiendas, restaurantes o lugares de ocio. Deberás informarte de las condiciones de cada una. 

 

¿Qué se puede financiar con un préstamo para viajes?

Cómo has podido ver en líneas anteriores, el mercado ofrece una amplia variedad de modalidades que te permitirá financiar desde los trasladados (billetes de avión, de tren o un crucero) hasta el alojamiento (hotel, casa de alquiler vacacional) o los gastos del día a día (comidas, compras, billetes para espectáculos). 

Lo único que debes tener en cuenta es qué método de financiación elegir para cada uno de estos conceptos. Lo mejor es que realices previamente un listado de los gastos que se presentarán durante las vacaciones, lo compares con tu situación financiera y elijas qué parte del viaje vas a financiar. 

 

Financiar un billete de avión

Un ejemplo claro es el de los billetes de avión. Como ya conocerás, el precio de los billetes de avión aumenta considerablemente a medida que se acerca la fecha del viaje, salvo en los casos de los vuelos de último minuto. Por tanto, una recomendación general es la de comprar los billetes de avión cuanto antes, cuando ya se tienen claras las fechas del viaje. No obstante, no siempre disponemos de la liquidez suficiente. En ese caso, financiar los billetes de avión es la mejor opción para conseguir el mejor precio. 

Existen dos modalidades principales para financiar un billete de avión: a través de una agencia de viajes o de la propia compañía de vuelo o solicitando un microcrédito. El principal problema con las agencias de viaje es que solo te permiten financiar los billetes de avión, es decir, que si quisieras aprovechar la financiación para pagar otros conceptos en ese sentido estarás limitado. 

Otro problema es la falta de flexibilidad, es decir, normalmente estas ofertas de financiación vienen condicionadas por un paquete vacacional completo que tiene cerrados los días para viajar e incluye el hotel y las visitas. 

Por su parte, los créditos rápidos te permiten acceder de forma inmediata al importe de los billetes para realizar la compra antes de que los vuelos suban de precio, con la libertad de reservar el resto de los elementos del viaje a tu gusto, sin atarte a una oferta específica. Si, además, decides pedir un importe un poco más elevado para cubrir el alojamiento o disponer de liquidez para los días de vacaciones, al tratarse de un tipo de crédito al consumo, no te pondrán ninguna condición sobre el destino al que va dirigido la financiación. Además, si optas por una línea de crédito, como la que ofrecemos en Creditea, tendrás la tranquilidad de contar con hasta 5.000 euros por si los necesitas durante las vacaciones, sin ningún tipo de comisión y pagando únicamente por el dinero que finalmente utilices.

En conclusión, los profesionales de la salud señalan que las vacaciones no necesariamente deben ser largas y costosas para que nos ayuden a reducir el estrés, vale con tomar unos días de descanso para apreciar el tiempo libre y olvidarnos de las tareas diarias. Así pues, no dudes en solicitar un préstamo para poder recargar energías en la época estival. Eso sí, recuerda hacer una estimación de los gastos que vas a tener durante las vacaciones y que serán determinantes para elegir un producto financiero u otro sin endeudarte más de lo que te puedes permitir, ya que cualquier gasto de estas características debe ajustarse a nuestros ingresos. 



Si necesitas contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte
De Lunes a Domingo
de 09:00hrs a 21:00hrs
Teléfono
Retira desde tu móvil
Preguntas frecuentes
¿Qué es una línea de crédito?
Una línea de crédito es una cuenta virtual de la que puedes retirar dinero siempre que lo necesites y lo devolverlo de forma flexible. Si lo devuelves antes no tendrás que pagar intereses de cancelación y el importe total de tu crédito estará de nuevo disponible para otra ocasión. Una vez devuelto a tu cuenta virtual, vuelves a tener otra vez la cantidad inicial concedida para cuando te vuelva a hacer falta. Paga sólo por lo que hayas retirado.
TAE mínimo 24,90% - TAE máximo 381,28%.
Ejemplo:
Crédito de 5.000€ a devolver en 24 meses. Interés fijo anual 22,44%. Cuota mensual 260,48 €. Sin comisión de apertura, estudio o por cancelación anticipada con devolución del principal dispuesto. TAE 24,90%. Cantidad total a devolver 6.251,52 €. El tipo de interés variará en función del importe.